Maestra y psicopedagoga. También es autora del libro ´El centre educatiu de dol´

 descarga

– ¿Por qué intentamos que los niños no ‘conozcan’ la muerte?

– Estamos en la sociedad del bienestar y la muerte ‘molesta’. Se vive como si fuéramos a vivir eternamente. La gente ya no muere en su cama sino en la de un hospital y los niños no tienen ocasión de ver a sus familiares muertos, simplemente ‘desaparecen’ de sus vidas. En el mejor de los casos se les da una explicación adaptada a su edad, pero a la mayoría les dicen que su abuelito está en el cielo, que mamá se ha ido de viaje o que su amigo ahora está durmiendo. Se les quiere proteger del dolor y eso les hace más difícil superar una pérdida.

– ¿Qué podemos esperar de la primera reacción de un niño ante una pérdida?

– Las reacciones de un niño ante la noticia de la muerte de un ser querido pueden ser muy diferentes. Depende de la edad, de la madurez, de las circunstancias en que se ha producido la muerte, del vínculo que tenía con la persona o en cómo recibe la noticia. Los niños tienen reacciones muy diferentes y es necesario conocerlas para acogerlas. Algunas reacciones posibles pueden ser: decir que les estamos engañando, que no es verdad; pueden llorar desconsoladamente; pueden quedar en silencio y no preguntar nada; pueden pedir que quieren ver a la persona; pueden reaccionar agresivamente contra quien les da la noticia o contra ellos mismos. Ante esta última reacción, lo primero que debemos evitar es que se haga daño y en el caso de los adolescentes ser muy comprensivos y respetar su intimidad.

– ¿Cómo podemos explicar a los niños qué es la muerte si nos lo preguntan?

– Debemos decir siempre la verdad a los niños, no toleran las mentiras y se enfadan mucho cuando se dan cuenta que no se les ha explicado, por ejemplo, la gravedad de una enfermedad, de un accidente o la muerte de una persona muy significativa para él. Debemos explicarles que cuando una persona o animal muere deja de respirar, de moverse, ya no tiene ni hambre, ni frío, ni dolor. Las personas quedan en el recuerdo y en todas las cosas que de ellas hemos aprendido y en las que nos han dejado. También se les debe explicar que existen diferentes creencias para explicar que pasa después de la muerte.

– ¿Debe un niño ir a un funeral?

Yo recomiendo que los niños asistan a los funerales, de igual manera que los llevamos a otros rituales de nuestra cultura o religión. Se les debe preguntar y explicar cómo va a ser la ceremonia y dejar que decida según la edad que tenga. Si es muy pequeño, aplicaremos el sentido común.

– ¿Estamos educados para no exteriorizar los sentimientos en el caso de los niños?

– Así es. Les queremos evitar sufrir y no lloramos con ellos, ni en casa ni en la escuela. Las personas adultas que nos relacionamos con ellos tenemos que ser un modelo emocional y llorar o emocionarnos con ellos. Explicarles que llorar sana, y llorar en compañía ayuda a sentirnos mejor.

– ¿Qué emoción es más difícil de gestionar?

– Las que el niño o el adolescente no puede expresar. La culpabilidad es frecuente, se sienten culpables por haber hecho enfadar a sus padres, o sienten que han provocado una enfermedad, o que no ayudaron lo suficiente. También es difícil gestionar la impotencia o la inseguridad, ya que se sienten muy vulnerables a sufrir otra pérdida.

– ¿Qué consejos debemos seguir para ayudar a un niño en su luto?

– Escuchar, atender, acompañar, mostrar mucho más el afecto, indagar y validar sus emociones. Ser flexibles y comprensivos pero manteniendo las normas, los límites y las rutinas diarias.

– ¿En qué momento debemos pedir ayuda a un psicólogo o un especialista?

– Preparar a los niños y adolescentes para las pérdidas que van a tener en su vida es ayudarles a desarrollarse como personas más resilientes, empáticas y emocionalmente sanas.

 

 

fuente: http://www.diaridetarragona.com/noticia.php?id=81016

Imagen de Àngels Miret. Foto: cedida

Àngels Miret: ‘Recomiendo que los niños asistan a los funerales’

2 thoughts on “Àngels Miret: ‘Recomiendo que los niños asistan a los funerales’

    • marzo 6, 2017 a las 11:38 am
      Enlace permanente

      Muchas gracias a ti por tu artículo y por tomarte el tiempo de escribirme 🙂
      Abrazo de corazón a corazón
      Arianna

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *