Cuando me apunté a la formación de Quiromasaje avanzado y terapias para el Bienestar tan solo sabía que quería aprender a dar masaje para completar mi formación con técnicas manuales…lo que desconocía era el enorme aprendizaje que iba a suponer a todos los niveles.

Dos años de curso muy completo, emocionante, por momento desafiante e intenso. Un tiempo de nuevos encuentros y amistades, de risas y compartir, de profundizar y remover emociones y bloqueos, esto y mucho mas.

Ahora mirando atrás siento mucho agradecimiento y respeto hacia todos los que han participado y hacia mi misma por tener el valor de salir de la tan nombrada “zona de confort”.

Si, así es, salí de esa zona conocida y me desnudé en todos los sentidos… El aprendizaje mas valioso en este proceso ha sido el de aprender a amarme cada día, tal cual soy.

Aprendí a verme en el otro, a abrirme, a mostrarme con mis defectos, mis trabas, mis complejos, mis dudas que al fin y al cabo son los defectos, las trabas, los complejos y las dudas de todo ser humano. Soy humana y vulnerable y también SOY más que eso.

Y ahora te preguntarás…Y esto que tiene que ver con el servicio que ofrece…

Tiene todo que ver  porque cuando entro a la cabina de trabajo y me dispongo a trabajar con la persona que viene a mí, todo ese proceso cuenta… porque me ha enseñado a darme, a Ser, a abrir el corazón, abrirme al Amor que somos y desde ese “espacio” doy…y al dar también recibo mucho de todos los que entran a La Casita del Corazón.

Es tan precioso sentir ese sentimiento de plenitud y serenidad cada vez que terminas un día de trabajo!

Si quieres experimentar una de mis sesiones, puedes escoger:

Masaje relajante, deportivo, digito-presión, moxa, reflexología podal, piedras calientes, ventosas, masaje para embarazadas, bebé, masaje visceral, drenaje linfático, masaje vibracional con diapasones…

Gracias por confiar y ponerte en mis manos

Arianna