Les comparto un pequeño extracto del libro formato e-book de Francis Lucille..se lo recomiendo 🙂

“En el camino directo del que hablamos aquí, vamos directamente a la verdad, y a partir de esta compresión tratamos con los problemas de nuestra vida diaria. Cuando empezamos a tratar estos problemas desde esta perspectiva no involucrada o impersonal, gradualmente descubrimos que todos eran falsos problemas y eventualmente todos encontrarán soluciones armónicas. Eso parece un paso más allá de donde yo estoy. Todavía estoy apegado. Parece haber un elemento personal en mi vida. No necesariamente. Pon este apego y elemento personal entre paréntesis, por así decir, y vete directamente a la pregunta, “¿Qué soy yo?” Permanece ahí tanto como los problemas personales de tu vida te dejen libertad para hacerlo. En tales momentos, toma en consideración lo que se sugiere aquí, que tú eres la percatación, la consciencia que está entendiendo estas palabras ahora mismo, y que esta misma consciencia no es personal, que todos somos la misma consciencia. Esa es la única cosa que necesita ser tenida en cuenta. Surgirán dudas en tu mente, y puedes volver sobre la cuestión hasta que la mente esté completamente convencida. Puedes re-examinar tus dudas a la luz de lo que se ha sugerido aquí, hasta que tu convicción sea lo suficientemente fuerte para darte el valor de actuar de acuerdo con lo que has entendido. Ese es el segundo paso. Tenemos que darnos cuenta de que esta consciencia no es personal. Para esto, tenemos que dar el primer paso, que implica llegar a la comprensión de que no somos el cuerpo o la mente, sino más bien la consciencia que percibe tanto el cuerpo como la mente. El segundo paso es descubrir, en base a nuestra experiencia, si esta consciencia es personal o no. Esta cuestión ha de ser investigada de forma completa. Si la respuesta es, “no” o, “no lo sé”, lo que es equivalente, entonces a partir de ese momento, estamos genuinamente abiertos a la posibilidad de que esta consciencia es universal. Estamos abiertos a la posibilidad de que es el tronco del cual cada uno de nosotros como individuos somos las ramas o las flores. A partir de ese momento, estamos preparados para probar esta posibilidad en las situaciones de la vida real. Es la comprobación de esta posibilidad en las situaciones de la vida real lo que nos da la respuesta definitiva a la pregunta, “¿es la consciencia personal o no?” En el momento en el que obtenemos la verdadera respuesta a esa pregunta, entonces todos nuestros problemas se resuelven, porque dejamos de ser una entidad psicológica, y como tal, no tenemos problemas psicológicos.”

 

(desde “El Perfume del Silencio” de Francis Lucille, Rupert Spira)

buena lectura…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *